Los prejuicios y la falta de información son dos grandes enemigos a la hora de invertir. Muchas veces por desconocimiento podemos dejar pasar grandes oportunidades que podrían transformarse en una excelente alternativa de mejorar nuestra situación financiera.

La compra de departamentos usados es una oportunidad muy conveniente y, si se puede ver por sobre el prejuicio, puede ser aquella que estás buscando.

A continuación, algunos de los pro a la hora de compra de usados.

Compra ya arrendados: El más interesante de sus atributos, el comprar un departamento ya arrendado asegura un retorno desde el día uno, lo que muchas veces puede pagar el dividendo y ser un alivio a la hora de invertir.

Precio: el valor de este tipo de propiedades tiende a ser más bajo que el de propiedades nuevas. Su condición de usados permite al inversor acceder a un valor menor lo que hace más simple la posibilidad de financiamiento de terceros o de entidades financieras.

Barrio consolidado: La ubicación, el entorno, la plusvalía y factores de riesgo son variantes a evaluar a la hora de invertir. Al elegir departamentos usados, todos aquellos factores pasan de ser una proyección y se convierten en una variable medible muy importante a considerar a la hora de plantear nuestra inversión. Conexión con autopistas, proyectos de transporte público, comercio, etc. Son factores determinantes a la hora de buscar un lugar donde colocar nuestro dinero.

En SGI tenemos una amplia gama de stock de departamentos usados que están esperando convertirse en una oportunidad para ti. Si tienes dudas, ponte en contacto con nuestros colaboradores y ellos estarán mas que dispuestos a ayudarte.


Autor: SGI